La dirección de la Unidad Popular PROSCRIBIÓ la pre candidatura a la Presidencia de Néstor Gurruchaga para su elección interna

El día 6 de junio la Corte Electoral decidió poner intereses partidarios de sus autoridades (Ministros que representan a los Partidos Políticos con más representación parlamentaria) por encima de la disposición Constitucional que establece a las elecciones internas como la instancia donde los Partidos eligen a sus candidatos a Presidente.
Por distintos motivos, Ministros de distintos partidos coincidieron en avalar la PROSCRIPCIÓN de nuestro pre-candidato a Presidente, por parte de la dirección de la Unidad Popular, accediendo a la solicitud de eliminar nuestro sub-lema.
Este fallo de la Corte Electoral genera un precedente muy antidemocrático a la interna de TODOS los Partidos Políticos Uruguayos, pone en situación de vulnerabilidad las garantías de todas las Agrupaciones partidarias que no estén representadas en la delegación de sus respectivos Lemas en la Corte Electoral y reduce a un extremo ridículo el Numeral 12 del Artículo 77 de la Constitución:
“Los partidos políticos elegirán su candidato a la Presidencia de la República mediante elecciones internas…”
“Interpretándolo” como si dijera:
“Podrán presentar pre candidatos a la presidencia exclusivamente aquellas Agrupaciones que cuenten con el respaldo político de su dirección partidaria para hacerlo”
Los motivos políticos del fallo
Por un lado a la Derecha no le conviene que en la Unidad Popular exista una expresión organizada de quienes nos oponemos abiertamente a su restauración en el gobierno, y declaramos abiertamente nuestras intenciones para evitar que ganen un eventual balotaje en 2019.
Pero también hay que tener en cuenta que para el Frente Amplio es un problema que dentro de la UP pueda co-existir una corriente que le dispute los votos de izquierda, hablando el mismo “idioma político” de quienes lentamente van rompiendo con su dirección Liberal Progresista y Socialdemócrata de “centro-izquierda”.
Estos intereses partidarios de corto plazo son los que estuvieron por encima de lo establecido en la Norma Constitucional en el fallo de la Corte, generando precedentes que quizás en un futuro puedan perjudicar a las mismas corrientes políticas que lo ejecutaron.
El método bonsái y sus funcionalidades
Esta resolución golpea seriamente la posibilidad de reagrupamiento de la izquierda uruguaya, ya que este no es un objetivo político de quienes aplican el método de recortar a la Unidad Popular como si fuera un Bonsái para mantener su dirección.
Así como el tamaño del Bonsái es funcional a un determinado espacio muy pequeño, el tamaño al que esta dirección de la UP condena a la izquierda, impidiendo su unidad, es simultáneamente funcional a la Socialdemocracia en el Frente Amplio y a los planes del Imperialismo para reinstaurar a la Derecha en el gobierno de Uruguay, como ya ha sucedido en Argentina, Brasil y otros países de América Latina.
Pero a lo que no es funcional este método de dirección, es a la gran mayoría de sus 27.000 votantes en octubre de 2014, que en noviembre NO ACOMPAÑÓ el llamado del Coordinador de la UP a votar en blanco y anulado en el balotaje.
¿Cómo llegamos hasta aquí?
¿Por qué decidimos presentar otra pre candidatura a la Presidencia en la interna de la UP?
Desde principios del año pasado varias agrupaciones integrantes de la UP comenzamos a intentar conformar un espacio político que sea habitable para los militantes de izquierda que están rompiendo con la Socialdemocracia frenteamplista, porque todos coincidíamos que la dirección de la UP tenía -como mínimo- dificultades en ese sentido.
Durante 2017 se publicaron varias declaraciones públicas sobre diversos temas, como la Marcha del 20 de mayo, o el problema del déficit de la Caja Militar que marcaban diferencias importantes sobre con la dirección de la UP, que constan como precedentes de quienes luego confluimos en Izquierda Unida.
Más adelante se realizan los trámites necesarios para el reconocimiento de Izquierda Unida como Agrupación Nacional del Partido Asamblea Popular, que es Lema que utiliza Unidad Popular en la Corte Electoral. Estos trámites tendrán como resultado la Circular 9945 [1] del 23 de noviembre de 2017 -donde se otorga el reconocimiento- y la Circular 9962 [2] del 26 de enero de 2018, donde se nos autoriza el uso de Sub-Lema.
Simultáneamente al final de estos trámites, en enero comienzan los movimientos “auto convocados” fogoneados por la derecha Latifundista que van a confluir en el Acto de Santa Bernardina, Durazno, el 23 de enero. A este Acto asisten también el diputado de la Unidad Popular, y quien fue su Candidato a Presidente en 2014.
La asistencia a este Acto reaccionario que pedía Ajuste Fiscal y Devaluación marcó “un antes y un después” para varios compañeros que comenzamos a comprender que ya no estábamos frente a “pequeños errores” o “desviaciones”, ya que teníamos diferencias profundas que no se podían soslayar asistiendo a las elecciones internas con aquella candidatura única, sino que había que expresar esas diferencias con otra pre-candidatura en la interna que expresara públicamente las diferencias.
Entre finales de enero y los primeros días de abril de este año debatimos internamente sobre este problema, hasta el sábado 7 de abril cuando resolvimos seguir este camino, comunicarlo formalmente al Coordinador de la UP del día lunes 9 y hacerlo público el día martes 10 con una declaración [3], en la que señalábamos:
“Hay dos ideas que son un grave problema para el desarrollo de la Unidad Popular:
– El Frente Amplio es el enemigo principal.
– Un gobierno de derecha va a generar mejores condiciones para el crecimiento de la izquierda (la idea de cuanto peor mejor).
Bajo esas dos premisas, se han cometido errores políticos que debemos corregir:
1- A la luz de los hechos acontecidos en los países hermanos no se puede seguir sosteniendo que los gobiernos progresistas “son lo mismo” que los gobiernos reaccionarios de derecha. Volver a sostener desde la izquierda un discurso de pretendida neutralidad frente al avance reaccionario lo favorece objetivamente y constituye una adaptación política que no estamos dispuestos a avalar.
2- Hay que luchar por la unidad del clasismo dentro del movimiento sindical realmente existente (PIT-CNT que nucléa a más de 400/500 mil trabajadores), sin caer en la trampa del divisionismo que sólo favorece a las direcciones reformistas al servicio de la socialdemocracia.
3- La Unidad Popular no puede volver a quedar vinculada en su conjunto, como en marzo de 2016, en las elecciones de los representantes sociales del BPS, por el respaldo por parte de algunos de sus grupos en la conformación de una alianza entre la Coordinadora de Jubilados (donde tenían peso preponderante militantes de la UP) con exponentes orgánicos del Partido Nacional y Colorado, lista encabezada por un activista vinculado a la Secretaria de Asuntos Sociales del Partido Nacional.
4- Respaldamos decididamente todas las medidas de lucha de los sindicatos de la Educación, integrantes de la CSEU – PIT-CNT por aumentos salariales y aumento del presupuesto para la enseñanza, desvinculándonos explícitamente de cualquier tipo de llamado por entidades anti gremiales a no acatar esas medidas de lucha, como el realizado en diciembre de 2016 por el STE-CSGU.
5- Nosotros vamos al Acto del 1º de mayo organizado por el PIT-CNT, no compartimos la participación en “actos paralelos” ni el 1º de mayo, ni el día previo al día internacional de la mujer trabajadora.
6- Apoyamos sin vacilaciones la lucha contra la impunidad que llevan adelante las organizaciones de familiares y víctimas del terrorismo de estado, por eso participamos en la marcha del 20 de mayo y lo expresamos abiertamente.
7- Estamos en contra de los privilegios jubilatorios de los altos mandos de la Dictadura Fascista, garantizados por la Caja Militar y nos manifestamos abiertamente a favor de su Reforma. También manifestamos nuestra discrepancia con el voto en noviembre de 2017, por parte de la UP en el Parlamento en contra del impuesto a las grandes jubilaciones militares.
8- Manifestamos nuestra discrepancia en la UP acerca de la valoración positiva que se hizo por parte de grupos políticos y compañeros referentes de la misma, en relación al movimiento de los llamados “auto convocados”. Y con la presencia del diputado de la Unidad Popular y de su anterior candidato a Presidente de la República, así como de otros compañeros, en un acto organizado por la Oligarquía Latifundista en Durazno.”
Un mes después de esta declaración los representantes de la Unidad Popular en la Corte Electoral comenzaron los trámites para PROSCRIBIR la pre candidatura a la Presidencia de Néstor Gurruchaga, que finalizarían el pasado miércoles 6 de junio con una resolución de la Corte Electoral que elimina el Reconocimiento de Izquierda Unida como Agrupación Nacional integrante del Lema Asamblea Popular, la Autorización para usar el Sublema “Izquierda Unida” dentro de este Lema y los números otorgados para la identificación de hojas de votación a dicho Sublema por las Juntas Electorales Departamentales de: Montevideo [4] el 4 de mayo de 2018; Tacuarembó [5] el 11 de mayo de 2018; Artigas [6] el 16 de mayo de 2018; Paysandú [7] el 17 de mayo de 2018; Lavalleja [8] el 24 de mayo de 2018; Soriano [9], Colonia [10] y Rocha [11] el 25 de mayo de 2018; Canelones [12], Salto [13] y Flores [14] el 28 de mayo de 2018; Rivera [15], Florida [16] y Maldonado [17] el 29 de mayo de 2018; Cerro Largo [18] el 30 de mayo de 2018; Durazno [19] el 31 de mayo de 2018.
ESCUSAS FALSAS
Las diferencias políticas que mencionamos en nuestra primer declaración son las que esta dirección de la Unidad Popular se niega a discutir públicamente PROSCRIBIENDO nuestra pre-candidatura a la Presidencia para las internas de 2019.
Y no se puede admitir la inconsistencia de argumentos que pretenden deslindarse de las críticas que hemos establecido escudándose en particularidades sectoriales, por ejemplo: “que no todos los sectores de la UP participan en el intento de conformar una Central Sindical Paralela”.
Nos preguntamos: ¿Qué crítica pública le han hecho a los sectores mayoritarios que si participan de ese intento de dividir al clasismo en el Movimiento Sindical? ¿Acaso no han participado de los actos “paralelos” del 1° de mayo que convoca esa entidad divisionista?
Todas las Agrupaciones que respaldaron la PROSCRIPCIÓN de nuestra pre-candidatura a la Presidencia, defendiendo la “candidatura única”, son responsables de TODOS Y CADA UNO de los ocho errores políticos que hemos señalado, las dos premisas incorrectas que los generaron, y ahora, de aplicar métodos de exclusión inadmisibles en la tradición de la Izquierda Uruguaya.
Son responsables por ACCIÓN cuando han respaldado directamente esos errores, y son responsables por OMISIÓN cuando, sin respaldarlos directamente, han evitado criticar públicamente esos errores y a las dos premisas incorrectas que los generaron.
Esta PROSCRIPCIÓN demuestra que la dirección de la UP no quiere unificar a la izquierda
Lamentablemente la nuestra no es la primera exclusión en la Unidad Popular, ni en la historia de la izquierda uruguaya.
La historia de la Izquierda Uruguaya ha demostrado que la Clase Obrera ha reconocido a quienes promueven la Unidad de los que Luchan y le ha dado la espalda a los que excluyen compañeros.
Incluso hoy cuando ya es casi imposible para las organizaciones de Izquierda permanecer dentro de un Frente Amplio cada vez más centrista, la mayoría de los trabajadores no ha roto políticamente con la dirección socialdemócrata.
Durante casi todo el siglo XX la mayoría de los trabajadores votaba al batllismo dentro del Partido Colorado porque casi siempre la izquierda asistía a las elecciones completamente fragmentada, disputándose un pequeño espacio electoral entre las diversas facciones.
¿No debería ser obvio para la UP que los votantes de izquierda castigan la dispersión y premian la unidad?
Si lo fuera no se aplicaría el mezquino “método bonsái” para mantener una pequeña dirección partidaria, frente a la posibilidad de que a partir de 2020 se instale un gobierno de derecha tipo “macrista” en Uruguay.
Una de las conclusiones de extraemos de este proceso que finaliza, es que un método basado en la mezquindad para dirigir a un agrupamiento electoral de izquierda, sólo puede ser aplicado en una situación caracterizada por la dispersión política de los trabajadores.
Pero la más importante es que los disparates políticos tales como el “cuanto peor mejor”, “el FA es peor que la derecha” o “el FA es el enemigo principal” no parten de un “izquierdismo infantil” sino de una grave renuncia ideológica, que es la de pretender sustituir el papel histórico de articulación de la Clase Obrera en la Unidad Popular por un nuevo “sujeto social” denominado “los márgenes de la sociedad”.
Esta dirección política de la UP se considera a sí misma “impune de costos políticos” para respaldar movilizaciones latifundistas pidiendo Devaluación, reprimir al Sindicato de Artes Gráficas, votar a favor de los privilegios jubilatorios de las FF.AA. y demás actos que ofenden a cualquier trabajador con conciencia de izquierda, por el sencillo hecho de que no es a estos trabajadores a quien dirige su política.
No se trata de “errores de dirección” de quienes pretenden dirigir a lo más consiente de los intereses de la clase trabajadora, sino de una dirección política que apunta en otro sentido, hacia otras clases o sectores de clases sociales distintas.
Notas:
[2] Circular 9962: https://ibb.co/cZTzHo
[4] Resolución de la Junta Electoral de Montevideo el 4 de mayo: https://ibb.co/iRva7o
[5] Resolución de la Junta Electoral de Tacuarembó el 11 de mayo: https://ibb.co/kVwe08
[6] Resolución de la Junta Electoral de Artigas el 16 de mayo: https://ibb.co/hSczYT
[7] Resolución de la Junta Electoral de Paysandú el 17 de mayo: https://ibb.co/fSHK08
[8] Resolución de la Junta Electoral de Lavalleja el 24 de mayo: https://ibb.co/iKe0OT
[9] Resolución de la Junta Electoral de Soriano el 25 de mayo: https://ibb.co/d6SZYT
[10] Resolución de la Junta Electoral de Colonia el 25 de mayo: https://ibb.co/bvVKYT
[11] Resolución de la Junta Electoral de Rocha el 25 de mayo: https://ibb.co/bQwZYT
[12] Resolución de la Junta Electoral de Canelones el 28 de mayo: https://ibb.co/n2nRxo
[13] Resolución de la Junta Electoral de Salto el 28 de mayo: https://ibb.co/b3A8aJ
[14] Resolución de la Junta Electoral de Flores el 28 de mayo: https://ibb.co/mfoGUd
[15] Resolución de la Junta Electoral de Rivera el 29 de mayo: https://ibb.co/embwf8
[16] Resolución de la Junta Electoral de Florida el 29 de mayo: https://ibb.co/djOCno
[17] Resolución de la Junta Electoral de Maldonado el 29 de mayo: https://ibb.co/ja5NL8
[18] Resolución de la Junta Electoral de Cerro Largo el 30 de mayo: https://ibb.co/nymRDT
[19] Resolución de la Junta Electoral de Durazno el 31 de mayo: https://ibb.co/iJizHo

La Idealización de la ALTERNANCIA es adaptación a los planes imperialistas

Hace años, desde filas del progresismo se viene llevado adelante un operativo: político, cultural y mediático, que tiene como objetivo, instalar la idea, de que no hay que luchar contra el orden internacional existente, sino que hay que adaptarse a él. Nos plantean que los problemas que tienen nuestras sociedades latinoamericanas, es por no seguir el “modelo de desarrollo” de los países ricos.
Nos quieren convencer de que eso es posible, que se pueden generalizar en todo el planeta, las condiciones que llevaron a que un puñado de países, hoy sean países ricos y desarrollados.
Es una postura que niega la historia, que niega el pasado imperialista de esos países, que niega las enormes ganancias que se originan en el hecho de mantener a la periferia, al llamado “tercer mundo” en situación de dependencia estructural y que eso es lo que explica la riqueza de los países centrales.
Ocultan que la pregonada “globalización”, funciona, agrandando cada vez más la desigualdad entre los países ricos y la periferia y que estos son los términos opuestos de una misma situación.
Para que los países centrales sean ricos y desarrollados, es necesario que África, Latinoamérica y gran parte de Asia se mantengan en situación de dependencia y subdesarrollo.
Ellos son como son, gracias a la dependencia de nuestros países. O dicho de otra manera, nosotros somos pobres para que ellos sean ricos. No hay forma de disociar una cosa de la otra.
Idealizar la situación actual, significa idealizar las relaciones de dominación, significa justificar el estado actual, convenciendo a la gente, de que después de esto no hay nada. Que a esto, es a lo máximo que puede llegar la humanidad. Fin de la historia.
Lo único que nos queda, es tratar de mejorar este estado de situación, trabajar para conseguir un capitalismo “más humano”, capitalismo “en serio”, etc.
Bien vale la pena echarle una mirada de cerca, a este mundo, que nos quieren convencer que es lo “máximo” a que puede aspirar la humanidad.
En este sistema capitalista; más de 800.000.000 (ochocientos millones) de seres humanos padecen hambre crónica. Aproximadamente 100.000 (cien mil) personas mueren por día, a causa de hambre, desnutrición o enfermedades curables; 36.500.000 (treinta y seis millones y medio) por año.
Sin que el dato aparezca en las primeras planas de los grandes medios de comunicación, este sistema, en un plazo de tres años, mata más gente que la Segunda Guerra Mundial.
En aproximadamente 5 años, la cifra de víctimas, supera la de todas las guerras libradas en el siglo XX.
“69 de las 100 mayores entidades del mundo son empresas trasnacionales, no estados. Las 10 mayores corporaciones del mundo, tienen una facturación superior a los ingresos públicos de 180 países sumados. 8 hombres poseen en conjunto, la misma cantidad de riqueza que 3.600.000.000 (tres mil seiscientos millones) de seres humanos que integran la mitad más pobre de la humanidad”. (1).
Esto es lo que quieren que aceptemos, a esto es a lo que quieren que nos adaptemos. Y para ello han sembrado resignación.
Esa postura ante la situación internacional, trasladada al plano nacional, es la que lleva a sostener, que se pueden solucionar los grandes problemas estructurales de nuestras sociedades, sin rompimientos económicos o sociales. Que se pueden mejorar las condiciones de vida, del conjunto de la sociedad, sin tocar, sin afectar la riqueza concentrada. Que de lo que se trata, es de aumentar la IED (Inversión Extranjera Directa) como forma de empezar a andar el camino que nos llevará al tan ansiado “desarrollo”.
También en el plano nacional han sembrado resignación.
Contribuyeron a reducir el debate político a un tema de gestión. A que la cosa, se trata de ¿quién administra mejor? Siembran la idea de que la gestión pública es neutral y que no tiene nada que ver con la política, con el proyecto político que conduce el proceso.
Una vez instalado esto, lo que sigue, es tratar de naturalizar la idea de la alternancia política.
Nos alternamos para conducir el país, discutiendo quien es mejor administrador, quien va a hacer más o menos pesado al estado, quien va a ser más austero en el uso de las tarjetas corporativas, etc.
Eso sí, nos alternamos para básicamente continuar haciendo lo mismo, el proyecto de país sigue siendo el mismo.
Nosotros desde Izquierda Unida, no queremos participar de esa alternancia política. Lo que queremos es un proyecto politico de la izquierda y de los trabajadores, lo que queremos es la Liberación Nacional y el Socialismo.
Estamos convencidos, de que los problemas de fondo de nuestro país y de la región, no tienen salida haciendo políticamente, lo mismo que se ha hecho en las últimas décadas.
De lo que se trata, es generar una alternativa con un programa popular que represente los intereses de las grandes mayorías. Para ello, es necesario hacer los máximos esfuerzos para volver a juntar a la izquierda de nuestro país.
En la actual coyuntura de crisis del sistema capitalista, juntarla en primer lugar para intentar parar la ofensiva de la derecha, que se está dando en toda la región. Que viene aplicando además, planes de ajuste, que abren un período de explotación muy duro, como hace mucho tiempo no se daba.
Juntar la verdadera izquierda, que hoy está dividida, entre los que estamos en la Unidad Popular, los compañeros de Izquierda que votan Nulo, en Blanco o se Abstienen (NBA) y los compañeros que están rompiendo por izquierda con el Frente Amplio, pero que aún no ven una perspectva politica por fuera.
Juntarla para fortalecer un proceso de acumulación de fuerzas, que ayude a enfrentar la ofensiva de la derecha. Y que a partir de allí abra una perspectiva Socialista y de Izquierda a la actual situación.
(1) Datos planteados por el político y diplomático cubano Bruno Rodríguez Parrilla, en la 72ª. Sesión de la Asamblea General de la ONU el 21/9/ 2017.
Néstor Gurruchaga

INTENTAN PROSCRIBIRNOS

Comunicado de Prensa

En los últimos días de la semana pasada los 3 apoderados del Lema Asamblea Popular, que es el Lema Electoral con el que se registra la Unidad Popular en la Corte Electoral, presentaron una solicitud para intentar quitarnos el reconocimiento como Agrupación Nacional de nuestro Partido Político, con el único objetivo de impedirnos la presentación formal de la pre-candidatura a la Presidencia de la Republica del Compañero Néstor Gurruchaga, cuando se abra el periodo para registrarla el año que viene.

Se intenta anular la polémica y el debate dentro de nuestra organización sobre, por ejemplo, si hay que levantar la mano o no para terminar con los privilegios heredados de la dictadura con respecto de las jubilaciones de la alta oficialidad militar en el parlamento, si hay que asistir o no a la marcha del 20 de mayo, organizarse en sindicatos paralelos al PIT-CNT y otras tantas polémicas al interior de la UP.

Se trata de una maniobra sin precedentes en la historia electoral de nuestro país, que viola el artículo 77 de la Constitución en sus numerales 11 y 12, a saber:

     “…11) El Estado velará por asegurar a los partidos políticos la más amplia libertad. Sin perjuicio de ello, los partidos deberán:

  1. a) ejercer efectivamente la democracia interna en la elección de sus autoridades;
  2. b) dar la máxima publicidad a sus Cartas Orgánicas y Programas de Principios, en forma tal que el ciudadano pueda conocerlos ampliamente.

     12)    Los partidos políticos elegirán su candidato a la Presidencia de la República mediante elecciones internas que reglamentará la ley sancionada por el voto de los dos tercios del total de componentes de cada Cámara. Por idéntica mayoría determinará la forma de elegir el candidato de cada partido a la Vicepresidencia de la República y, mientras dicha ley no se dicte, se estará a lo que a este respecto resuelvan los órganos partidarios competentes. Esa ley determinará, además, la forma en que se suplirán las vacantes de candidatos a la Presidencia y la Vicepresidencia que se produzcan luego de su elección y antes de la elección nacional.”

Nuestra Agrupación Izquierda Unida fue reconocida ante la Corte Electoral como integrante del Partido Asamblea Popular en noviembre del año pasado, en trámite que finalizo con publicación de la Circular 9945, firmada por el Presidente de la Corte.

Este reconocimiento se nos otorga porque la dirección de la UP sabe perfectamente que nosotros militamos en un sector que la integra y en Agrupaciones de Base junto a compañeros independientes haciendo pintadas contra el aumento del boleto urbano, contra las AFAP, volanteando contra las Exoneraciones Impositivas a las grandes empresas, contra la Ley de Riego antes de su aprobación y ahora Juntando Firmas contra dicha Ley.

A partir de este tipo de reconocimientos, junto al de la autorización del uso de un Sublema, las Agrupaciones de los Partidos Políticos quedan habilitadas para presentar candidatos en sus elecciones internas.

Hasta el momento la lógica de los Partidos Políticos ha sido la de integrar nuevas Agrupaciones, la de Agrupaciones que se dividen, la de Agrupaciones que se fusionan, la de Agrupaciones que abandonan un determinado Partido, pero hasta hace unos días, NUNCA la de un Partido que INTENTA expulsar una Agrupación para impedirle presentar candidatos.

¿Quién le teme al Debate?

Este trámite iniciado por los representantes de la UP demuestra claramente que aún con la superioridad de medios de que disponen, tienen miedo a la presentación de nuestra pre candidatura a la Presidencia de la Republica. Obviamente que no es en la interna de la UP donde se define la Presidencia de la Republica, pero a este intento de proscripción lo motivan nuestras criticas a la dirección de la UP.

Una lógica así solo es posible en el proyecto de “izquierda bonsái” que tiene esta dirección política de la UP para auto preservarse como tal, cuando cada vez más y más frentamplistas rompen por izquierda con su dirección socialdemócrata y liberal progresista, buscando organizarse en un espacio de izquierda anti-imperialista.

Pero el hecho de lanzar una candidatura a la Presidencia de la Republica con carácter de “única y oficial”, más de un año antes de la apertura del plazo para su inscripción en la Corte Electoral, obliga a cualquier Agrupación que no comparta el respaldo a esa candidatura a pronunciarse, con tiempo suficiente para que la Autoridad Partidaria quite los mencionados reconocimientos ante la Corte.

De acuerdo al precedente que generaría el éxito de una maniobra así, la única posibilidad de ejercer a cabalidad el Derecho Constitucional de presentar una Candidatura a la Presidencia hubiera sido esperar a la apertura del plazo de inscripción de candidatos por la Corte Electoral el año que viene, luego de pasado más de un año de campaña del candidato “oficial”, lo que genera una desventaja desproporcionadamente injusta a favor de ese candidato.

Por eso, aun advertidos de la posibilidad de dicha PROSCRIPCIóN, decidimos hacer pública la candidatura del compañero Néstor Gurruchaga pocas semanas después de que la dirección de la UP comenzara la propaganda convocando un Acto de lanzamiento de su candidatura, al que denominaron pretenciosamente “Encuentro de militantes de la Unidad Popular” como si quienes no respaldamos SU candidatura no existiéramos.

EL QUE AVISA NO TRAICIONA; la verdad de los hechos.

La dirección política de la Unidad Popular sabía perfectamente que nosotros presentaríamos otra candidatura a la Presidencia, antes del Acto del lanzamiento de la suya el 28 de abril, porque nosotros concurrimos el día 9 de abril a exponer las razones por las que habíamos decidido presentar otra candidatura, que comunicamos públicamente el 10 de abril (https://izquierdaunida.uy/2018/04/10/declaracion-de-izquierda-unida/).

Esa dirección política se negó a discutir con nosotros sobre el planteo que ese día llevamos, y una semana después comunicaron que retirarían los reconocimientos en la Corte Electoral para que no pudiéramos ejercer nuestro derecho a presentar otra candidatura a la Presidencia de la Republica para las elecciones internas simultáneas de los Partidos Políticos a realizarse el próximo año.

Nosotros no vamos a regalar ningún espacio, y vamos a continuar apelando a la Corte Electoral hasta que se haga efectivo nuestro Derecho, o se termine el plazo de inscripción de candidatos para las elecciones internas el año que viene.

Advertidos de esta lamentable situación, el día 27 de abril ingresamos nota a los Ministros de la Corte, informándoles de la posibilidad de que la Autoridad Partidaria intentara quitarnos el Reconocimiento por vía administrativa sin informar los motivos y en dicha nota los pusimos en conocimiento de este verdadero INTENTO DE PROSCRIPCIóN.

Enterados por la prensa (Semanario Brecha 11/5/18) de que la Dirección de la Unidad Popular había hecho efectiva su amenaza, el pasado lunes 14 volvimos a ingresar nota ampliatoria a los Ministros de la Corte, esta vez solicitándole entrevista a cada uno de ellos. Durante el trámite de ingreso de esta nueva nota, algunos Ministros y funcionarios nos informaron que tanto nuestras notas como la solicitud de la Autoridad partidaria serian puestas a estudio de la Comisión de Asuntos Electorales de la Corte, previo al tratamiento de los Ministros.

SE COMPLICÓ EL PARTIDO

Este estudio en Comisión debería permitirle a la Corte Electoral “Ser Juez de Alzada de las decisiones adoptadas por los órganos partidarios…” tal como establece el Literal B del primer artículo de la Ley  Nº 17.063 (que reglamenta lo dispuesto en el citado numeral 12 del artículo 77 de la Constitución), y a su vez poner en conocimiento de los Ministros el verdadero carácter de proscripción que posee la solicitud de los Apoderados del Lema Asamblea Popular, hoy dentro de un pequeño Partido, con una aún más pequeña Agrupación sin trascendencia mediática, pero que podría generar un precedente para que basada en él, cualquier Autoridad partidaria circunstancial pudiera chantajear o eliminar a determinada corriente interna según su conveniencia y por supuesto como en este caso, proscribir candidaturas.

La libertad garantizada de los partidos políticos, si puede contemplar la posibilidad de los apoderados de un lema a quitar el uso del Sublema a una Agrupación minoritaria, después que la misma tuvo la oportunidad de presentarse a elecciones. Pero permitir que se otorgue el reconocimiento partidario a una Agrupación Nacional y del uso de Sublema con seis y cuatro meses -respectivamente- de diferencia, sin mediar una sola elección ni mutuo consentimiento, no tendría nada que ver con el amparo de la mencionada libertad.

¿Cómo es posible determinar cuál es la Agrupación minoritaria sin que medie una elección interna, ni nacional, ni departamental? ¿La Agrupación minoritaria es la de los apoderados que expulsan o la Agrupación a la que se pretende expulsar?

¿Qué sentido tendría para una Dirección partidaria reconocer a una Agrupación, reconocerle uso de Sublemas y cuatro meses después quitarle estos reconocimientos sin el mutuo acuerdo de sus miembros? Sólo puede haber una respuesta a esta pregunta y es la de la proscripción.

Por estas razones Nuestra Agrupación le ha solicitado (de acuerdo al citado Literal B del primer artículo de la Ley  Nº 17.063) a la Corte Electoral que se le ampare en su derecho Constitucional a someterse a ella y a su pre candidato a la Presidencia de la Republica Néstor Gurruchaga, a las elecciones internas de Nuestro Partido Asamblea Popular.

Esta dirección de la Unidad Popular se opone a la unidad de la Izquierda Anti-imperialista

La ruptura por izquierda que hay por abajo en el Frente Amplio también le genera “problemas” a esta dirección de la Unidad Popular, porque ve peligrar su continuidad frente a un planteo unitario que rompa con el sectarismo y se oponga consecuentemente a los planes del Imperialismo para nuestro país, que son los mismos que para toda América Latina: reinstalar gobiernos de derecha como en Argentina, Brasil, Chile, etc.

Hoy no se puede ser anti-imperialista sin oponerse a este EL PRINCIPAL PLAN DEL IMPERIALISMO.

No es casualidad que esta dirección sectaria de la Unidad Popular se proponga proscribir y expulsar a la única Agrupación que públicamente se opone a su política Neutral frente al balotaje y que propone una verdadera confrontación contra el retorno de la Derecha al gobierno.

A pesar de los graves problemas de dirección orgánica y de sectarismo en su reducida militancia, la Unidad Popular es el único Partido de Izquierda con potencialidad para reagrupar a los sectores de Izquierda que están rompiendo con la Socialdemocracia y el Liberalismo Progresista del Frente Amplio y reorganizar políticamente a quienes están dispersos tras la consigna “Votamos Luchar” con el voto Nulo, en Blanco o la Abstención (NBA).

Por eso proponemos un Programa y un Método (que podes leer en www.izquierdaunida.uy) para reagrupar a estos tres espacios de la Izquierda con intención Anti-imperialista, que queremos expresar con la pre candidatura de Nestor Gurruchaga a la Presidencia de la Republica para las elecciones internas del próximo año.

Visita nuestra página web:https://izquierdaunida.uy/

Facebook: https://www.facebook.com/izquierdaunida.uy/

Twiter: @izq_unidauy

Telegram: https://t.me/izqUnida

Contactanos en: izquierdaunida2019@gmail.com

Por la unidad de la izquierda y el clasismo

La Izquierda y los sindicatos tendremos que organizar una movilización popular generando una presión política que arranque el 6% para la educación y derrote los intentos de rebaja salarial de las patronales y el gobierno.

Al mismo tiempo, debemos luchar para eliminar las AFAPS, cuyo único beneficiario son las empresas financieras, que con el aporte de los trabajadores obtienen grandes ganancias mediante el lucro y la especulación financiera. Esto no tiene su contrapartida en las jubilaciones de los trabajadores -que percibirán magros ingresos- y perjudica el sistema de Seguridad Social en su conjunto.

Es una vergüenza el cuento de “ajustar el cinturón” con el Pueblo, mientras le regalan millones de dólares en exoneraciones de impuestos a UPM, a las grandes cadenas de supermercados, o peor aún, a los juegos de azar. Mientras se exonera fiscalmente a los grandes capitales se alienta a la baja salarial con la excusa de mantener el empleo.

Sin embargo, a pesar de estos beneficios, un conjunto significativo de empresas ha cerrado sin que el gobierno hiciera esfuerzos serios para mantener las unidades productivas. El caso más notorio fue FRIPUR, donde quedaron 900 trabajadoras en la calle. Esa patronal estaba muy endeudada con el Estado y ni siquiera le cobraron, después desviaron su capital para instalar parques eólicos, y ahora con los fondos obtenidos mediante préstamos del BROU a FRIPUR le venden energía a la UTE.

Por otro lado, es lamentable todo lo que ofrece el gobierno para que se instale la tercera planta de celulosa. Esto es una muestra de en qué dirección empieza a “ajustar” este gobierno.

Por eso debemos ser muy claros en afirmar que estas exoneraciones son impuestos que nos cobran a los trabajadores, para no cobrárselos a los Monopolios Imperialistas que vienen a extraer la riqueza de nuestra tierra. La existencia de estos privilegios impositivos y de las Zonas Francas es contraria a las necesidades e intereses de nuestro Pueblo.

Estamos completamente en contra de los discursos hipócritas “a-partidarios” funcionales al statu-quo, que pretenden disociar el debate político del movimiento obrero para desarmarlo y dejarlo a merced de los patrones. Nosotros venimos a impulsar un debate sobre cómo enfrentar más eficazmente el avance reaccionario que viene por la restauración de los gobiernos de derecha en toda América Latina.

Nuestra propuesta política para los trabajadores y nuestro pueblo es bien clara: vamos a disputar la candidatura a la presidencia de la Unidad Popular hacia las elecciones internas del año que viene para levantar un programa que reagrupe a la Izquierda, sin sectarismos ni auto-proclamaciones estériles, en octubre de 2019 vamos a contribuir a que se fortalezca la bancada de la UP, por una izquierda antiimperialista que no se someta a la disciplina partidaria de la socialdemocracia del FA, y en noviembre vamos al balotaje a dar la pelea frontal contra la reinstauración de la derecha en el gobierno que quiere el imperialismo para nuestro país.

Los gobiernos Progresistas y sus límites

Si bien la política económica de Astori no tiene variaciones sustanciales con el pensamiento hegemónico de las clases dominantes en esa disciplina, tampoco hay que perder de vista las importantes diferencias con los gobiernos blancos y colorados, ya que los gobiernos progresistas desarrollaron políticas sociales disminuyendo la pobreza extrema, revalorizando salarios en importantes áreas de la producción e incluyendo al consumo a capas que estaban por fuera. Hicieron esto pero sin afectar a los intereses de la oligarquía.

La base material que permitió eso fue la mejor década de toda la historia económica de la región, en cuanto al valor de sus principales rubros de exportación.

Esa base material no existe más y para seguir con esas políticas sociales hay que meterse con los intereses de la oligarquía.

El llamado “fin de los ciclos progresistas” no es solo un vaivén de la democracia que alterna partidos en el gobierno, sino que es la manifestación política de las clases  económicamente dominantes, oligárquicas, que han detentado históricamente el poder económico en la región, que ante un escenario de crisis internacional y devaluación de precios no quieren ver disminuidas sus ganancias y presionan para instrumentar reformas laborales y de seguridad social, devaluaciones, tarifazos y recortes presupuestales.

En nuestro país, si bien hay una tendencia a instrumentar estas medidas, los gobiernos del FA han procurado moderar estas reformas radicales que exige la oligarquía representada por el gran empresariado industrial, los grandes importadores y el sector agro-exportador uruguayo asociado al capital financiero.

En los países vecinos se instalaron gobiernos derechistas autoritarios como los de Macri y Temer y también en el Uruguay hay posibilidades de un triunfo de la derecha en las próximas elecciones.

Ante este panorama es posible ver que existe una diferencia fundamental entre los gobiernos del FA y los de la derecha. Mientras que la derecha pretende imponer la “mano dura” a la movilización sindical e instrumentar a rajatabla el programa de reformas neoliberales ensayadas en la región, el gobierno del FA ha procurado ser cauto con la aplicación de estas recetas, que aniquilan las conquistas de los trabajadores.  Si intentara hacerlo, tendría consecuencias que políticamente no podría sostener.

Algunos hechos puntuales, tales como declaraciones de esencialidad, muestran los límites del progresismo frente al conflicto social, donde la derecha expresa con claridad su programa de recortes y represión anti sindical, para prometer “competitividad” rebajando salarios. Haciendo lo mismo que hicieron los gobiernos progresistas de Argentina y Brasil que fueron relevados por la Derecha, la perspectiva es que este gobierno también será sustituido por la Derecha.

La “construcción” paralela

En la realidad de la Izquierda Uruguaya existe una diferencia evidente entre quienes piensan que hay que ACATAR la Disciplina Partidaria del Liberalismo Progresista, la Socialdemocracia dentro del Frente Amplio, y quienes por el contrario pretendemos reunificar a la Izquierda en la Unidad Popular.

Pero para que esta realidad fuera evidentehubo que desarrollar un proceso políticoque nunca hubiera podido ser sustituido por una expresión de intenciones: primero el Frente Amplio mostró sus límites en el primer gobierno de Tabaré Vázquez y luego la táctica de “recuperarlo desde adentro” fracasó también en el gobierno, luego de lograr ganar en 2009 la interna con Mujica.

En 2014 la Unidad Popular lograría ingresar al Parlamento porque la práctica demostró el fracaso de la táctica de “recuperar al Frente Amplio desde adentro” con un Presidente “Tupamaro”.

Por el contrario, en el movimiento obrero uruguayo no existeuna tendencia a la ruptura gremial con el PIT-CNT, no hay sindicatos que se hayan declarado “autónomos” y debatan sobre la posibilidad de reunificarse en una nueva central sindical; lo que hay es un invento de un grupo minoritario de activistas que no ha logrado la conducción gremial en ningún sindicato, pero se empeña en inventar “sellos” con nombres de “sindicatos” gremialmente vacíos, pretendiendo sostener una “central” paralela que no existe.

Lo que sí existe dentro del PIT-CNT son Agrupaciones Clasistas que dirigen varios sindicatos y le disputan las conducciones a la socialdemocracia frenteamplista. Es justamente a estas agrupaciones a las que dividen los intentos de construcción “paralela”, restándole fuerzas a los agrupamientos sindicales combativos.

Por estas razones, a pesar de tener un discurso de pretendida “ruptura” con el reformismo y la socialdemocracia, estos intentos sólo contribuyen a aislar a la izquierda de la militancia clasista del movimiento obrero y es objetivamente funcionala los intereses del Gobierno dentro de los sindicatos.

Sin doble discurso

Nosotros vamos al 1° de mayo del movimiento sindical que existe en nuestro país: el Acto del PIT-CNT.

Consideramos una incoherencia política la convocatoria a asistir a “los dos actos” que realizan algunas agrupaciones y/o autodenominada “corriente” que militan en los sindicatos del PIT-CNT.

Tampoco queda lugar para el doble discurso, ya que por segunda vez consecutiva el acto paralelo del 1° de mayo se convoca abiertamente por la “central” paralela sin utilizar rodeos, como cuando se autodenominaba acto “clasista” soslayando el sujeto convocante.

Lamentamos que haya compañeros que en el momento político en que la derecha reaccionaria envalentonada por los triunfos de Argentina y Brasil más arremete en nuestro país, se opten por sumarse a un “acto” convocado por una entidad fantasiosa sin ningún peso gremial, en vez de respaldar a las agrupaciones clasistas del movimiento obrero.

Desde nuestro punto de vista la izquierda debe homenajear a los Mártires de Chicago junto al PIT-CNT, clarificando y ofreciéndole su posición política al movimiento obrero, rompiendo el aislamiento, que siempre es funcional a los patrones, para hacer realidad efectiva la Unidad de los que Luchan.

Nos oponemos a la devaluación que piden los “auto convocados”

Los Latifundistas le han puesto su fisonomía política reaccionaria al discurso de las movilizaciones “del campo”. En vez de levantar las reivindicaciones concretas de pequeños, medianos productores rurales y comerciantes del interior, levantan las consignas de la Derecha Reaccionaria.

Los Latifundistas Oligarcas exportadores de los grandes monocultivos del agro negocio (Soja, Arroz y demás productos transgénicos que se producen para exportar) son los que quieren la Devaluación, porque ellos venden sus productos en Dólares.

Quieren una Devaluación abrupta, “de golpe” que licue los salarios de sus empleados “costo de producción”. Se aprovechan de las penurias económicas de los pequeños productores que se ven obligados a venderles sus tierras, pero que a su vez los utilizan para reclamarle la Devaluación al gobierno con eufemismos tales como “atraso cambiario” y “falta de rentabilidad”.

Nosotros no tenemos por qué costear los malos resultados de la “timba” de los Sojeros, que se vinieron a comprar y arrendar tierras a Uruguay, escapando de las detracciones del gobierno peronista de Argentina.

Si los pequeños y medianos Productores Rurales (que dependen del mercado interno uruguayo) y los pequeños comerciantes del interior quieren dejar de fundirse pagando por lo que deberían afrontar los Latifundistas, tienen que levantar un programa de reivindicaciones que los una con el resto de sus hermanos del Pueblo, y fundamentalmente con la Clase Obrera, porque sus enemigos no son ni los asalariados ni los pobres que tienen que acogerse a los planes asistenciales del MIDES.

El Movimiento Ruralista dirigido por los Latifundistas está a favor de la Ley de Riego impulsada por el arrocero Tabaré Aguerre y el ministro Danilo Astori.

El posicionamiento político a favor de este Referéndum contra la Ley de Riego impulsado por FFOSE. FUCVAM, la FEUU y el PIT-CNT, junto a otras organizaciones sociales y políticas, es la frontera que tienen que cruzar los Pequeños y Medianos Productores Rurales para Romper Políticamente, en forma definitiva, con los Latifundistas que los quieren expropiar.

 

Desde Izquierda Unida presentamos la candidatura a Presidente de la República de Néstor Gurruchaga para las elecciones internas de 2019 en la Unidad Popular. Por una conducción política que reagrupe a TODA la Izquierda Antiimperialista, sin sectarismo, sin divisionismo y sin el lastre de la “disciplina partidaria” que el Liberalismo Progresista y la Socialdemocracia le imponen al Frente Amplio.

Nuestro Candidato a Presidente Néstor Gurruchaga

Nuestro Candidato a Presidente Néstor Gurruchaga nació el 6 de diciembre de 1949 en la Ciudad de Mercedes, en el departamento de Soriano. Allí asistió a la Escuela Nº 10 Juan Antonio Lavalleja, y ya en el Liceo de Mercedes comenzó su Militacia gremial en la Asociación de Estudiantes Mercedes (AEM).

Su primer trabajo fue como empleado de los cines de Mercedes, como acomodador, boletero y aprendiz de maquinista.

Luego sería obrero zafrero del Ingenio Azucarero Arinsa, donde militaría en la Asociación de Empleados y obreros de Arinsa (ADEODA), en el Plenario Intersindical de Soriano, y en la creación del Sindicato Único de Remolacheros (SUR), también participaría en la formación de “la Tendencia” en el movimiento sindical a nivel nacional.

A nivel político militó en el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), y en diciembre de 1972 participaría en la Conferencia Constitutiva del Partido Comunista Revolucionario (PCR ex-MIR).

Entre junio de 1973 y setiembre de 1974 estuvo preso como militante del PCR en dos cuarteles, el Vº y el VIº de infantería, en Mercedes y San José respectivamente.

Lo volvieron a detener a mediados de 1975 durante unos 15 días y quedó en libertad vigilada teniendo que presentarse una vez por semana al cuartel y pedir permiso para salir de Mercedes, por lo que rompería la vigilancia y se exiliaría a Argentina, donde participaría en la reconstrucción del PCR y en la formación de la Unión Artiguista de Liberación.

Después del Golpe de Estado en Argentina, en abril de 1977 lograría refugiarse en Holanda a través del Alto Comisionado de Naciones Unidas (ACNUR).

En Holanda trabajó en Altos Hornos (fundición) Hoog Ovens Ijmuiden y en una fábrica de cromados. Militó en el Comité de solidaridad con el pueblo uruguayo y en la Tendencia Sindical.

En 1983 se fue a vivir a Brasil, Porto Alegre y volvió a Montevideo con la apertura democrática. Trabajó varios años en la cantina de la Facultad de Veterinaria y militó en el PCR y en el MPP.

Regresó a Mercedes en 1999 y trabajó de empleado en una casa de comidas, como peón de la construcción y en la crisis 2001-2002 organizó el Movimiento de Desocupados Primero de Mayo y trabajó en la Chacra La Esperanza.

Luego trabajó en una fábrica de bloques, militó en el SUNCA y en el Plenario Intersindical.

A nivel partidario continuaría militando en el MPP, por el cual se desempeñaría como edil departamental hasta 2010.

Militó en la Comisión Memoria Justicia y Contra la Impunidad de Soriano y  a nivel nacional en el Movimiento Nacional de Usuarios de Salud Pública y Privada (MNUSPP) donde fue Secretario General dos años y Presidente otros dos años hasta 2016.

Durante la campaña electoral de 2014, previo a octubre se pronunció públicamente a favor de la Unidad Popular.

Declaración de Izquierda Unida

En Izquierda Unida confluimos compañeros militantes de la Agrupación pro UNIR, ex integrantes del Movimiento Avanzar e independientes.

 

Hemos decidido organizarnos en función de un programa y un método de construcción para la Unidad de la Izquierda uruguaya, porque consideramos imprescindible expresar otra orientación política en la Unidad Popular.

 

Nuestro Programa:

 

Reivindicamos el programa histórico de la izquierda antiimperialista y el movimiento obrero expresado en la década del 60 por el Congreso del Pueblo, del que la Unidad Popular, con su programa hoy es continuadora, por la Liberación Nacional y el Socialismo.

 

Situación actual

 

Los gobiernos Liberales-Progresistas y Socialdemócratas en América Latina no están siendo sustituidos por procesos revolucionarios, sino por gobiernos derechistas y reaccionarios, como el de Mauricio Macri en Argentina y el de Michel Temer en Brasil y, en este último caso,  hasta con expresiones Fascistas, como el caso de Jair Bolsonaro en Brasil (militar, diputado federal y precandidato a la Presidencia de dicho país por el Partido Social Liberal), respaldando al gobierno golpista de Temer. Bajo este gobierno se están dando determinados acontecimientos, tales como la intervención militar en varios Estados de ese país, el asesinato impune de la Concejal opositora Marielle Franco (PSOL) y las amenazas de los militares del Ejercito Federal de Brasil, como las declaraciones del Gral. Luiz Gonzaga Schroeder y las del Comandante en Jefe Gral. Eduardo Villas Boas, en vísperas del pronunciamiento del Tribunal Supremo Federal de Brasil que se expedía sobre el recurso de habeas corpus solicitado por la defensa del ex presidente Lula para evitar su prisión, que marcan un avance represivo preocupante.

 

En este marco, nosotros consideramos que es necesario unir a Toda la Izquierda Uruguaya para enfrentar el avance reaccionario que también se viene en nuestro país.

 

Necesitamos unir tres vertientes de la Izquierda Antiimperialista de nuestro país: la que se expresa en la Unidad Popular, la que se expresa en el voto nulo, en blanco o la abstención (NBA), por ejemplo, bajo la consigna “Votamos Luchar” y una minoría de izquierda que aún queda en el Frente Amplio.

 

En esta coyuntura, sólo es posible organizar políticamente a esas tres vertientes de la izquierda, en la Unidad Popular, porque es la misma donde se organizan el mayor número de agrupaciones, militantes antiimperialistas y socialistas de nuestro país, sin la hegemonía centrista del liberalismo progresista.

 

Pero para lograr esa unidad tenemos que enfrentar serios problemas de un sectarismo que es funcional a la adaptación al avance de la derecha, adentro de la Unidad Popular.

 

Hay dos ideas que son un grave problema para el desarrollo de la Unidad Popular:

 

1- “El Frente Amplio es el enemigo principal”.

2- “Un gobierno de derecha va a generar mejores condiciones para el crecimiento de la izquierda” (la idea de “cuanto peor mejor”).

 

Bajo esas dos premisas, se han cometido errores políticos que debemos corregir:

 

1- A la luz de los hechos acontecidos en los países hermanos no se puede seguir sosteniendo que los gobiernos progresistas “son lo mismo” que los gobiernos reaccionarios de derecha. Volver a sostener desde la izquierda un discurso de pretendida neutralidad frente al avance reaccionario lo favorece objetivamente y constituye una adaptación política que no estamos dispuestos a avalar.

 

2- Hay que luchar por la unidad del clasismo dentro del movimiento sindical realmente existente (PIT-CNT que nucléa a más de 400/500 mil trabajadores), sin caer en la trampa del divisionismo que sólo favorece a las direcciones reformistas al servicio de la socialdemocracia.

 

3- La Unidad Popular no puede volver a quedar vinculada en su conjunto, como en marzo de 2016, en las elecciones de los representantes sociales del BPS, por el respaldo por parte de algunos de sus grupos en la conformación de una alianza entre la Coordinadora de Jubilados (donde tenían peso preponderante militantes de la UP) con exponentes orgánicos del Partido Nacional y Colorado, lista encabezada por un activista vinculado a la Secretaria de Asuntos Sociales del Partido Nacional.

 

4- Respaldamos decididamente todas las medidas de lucha de los sindicatos de la Educación, integrantes de la CSEU – PIT-CNT por aumentos salariales y aumento del presupuesto para la enseñanza, desvinculándonos explícitamente de cualquier tipo de llamado por entidades anti gremiales a no acatar esas medidas de lucha, como el realizado en diciembre de 2016 por el STE-CSGU.

 

5- Nosotros vamos al Acto del 1º de mayo organizado por el PIT-CNT, no compartimos la participación en “actos paralelos” ni el 1º de mayo, ni el día previo al día internacional de la mujer trabajadora.

 

6- Apoyamos sin vacilaciones la lucha contra la impunidad que llevan adelante las organizaciones de familiares y víctimas del terrorismo de estado, por eso participamos en la marcha del 20 de mayo y lo expresamos abiertamente.

 

7- Estamos en contra de los privilegios jubilatorios de los altos mandos de la Dictadura Fascista, garantizados por la Caja Militar y nos manifestamos abiertamente a favor de su Reforma. También manifestamos nuestra discrepancia con el voto en noviembre de 2017, por parte de la UP en el Parlamento en contra del impuesto a las grandes jubilaciones militares.

 

8-  Manifestamos nuestra discrepancia en la UP acerca de la valoración positiva que se hizo por parte de grupos políticos y compañeros referentes de la misma, en relación al movimiento de los llamados “auto convocados”. Y con la  presencia del diputado de la Unidad Popular y de su anterior candidato a Presidente de la República, así como de otros compañeros, en un acto organizado por la Oligarquía Latifundista en Durazno.

 

Para Luchar seriamente por la Unidad de la Izquierda tenemos que superar estos errores, y fundamentalmente las premisas ideológicas de las que parten.

 

En el sector de la izquierda que se expresa en el voto NBA bajo la consigna “Votamos Luchar”, consideramos un error político la promoción de dicho posicionamiento electoral, que NO va acompañado de ningún planteo alternativo consistente de unidad en la lucha en otros terrenos estratégicamente más importantes que el electoral, subestimando, además, la expresión de esa unidad en ese terreno, que tiene importancia en la realidad de hoy.

 

Se plantea así una falsa contradicción entre “la política partidaria” tal como se organiza en el sistema electoral burgués y la “lucha social”, como si esta última no se diera en el mismo marco capitalista que la primera.

 

Ningún triunfo de la lucha popular es posible sin organización política para unir todo lo que es necesario unir y aislar al enemigo principal correctamente identificado.

 

Entre los compañeros de izquierda que aún tienen esperanzas en “un giro a la izquierda” dentro del Frente Amplio hay que rivalizar ideológicamente contra esas falsas expectativas, explicando que bajo la conducción del Liberalismo Progresista de referentes como Nin Novoa, Astori o Xavier, o Socialdemócratas como Mujica, Olesker o Moreira, ya no es posible obtener una sola conquista a favor de los de abajo.

 

Por el contrario, observamos como cerraron filas, tanto el FA como los demás partidos del espectro parlamentario, en la sanción de la Ley de Riego, que privatiza y contamina las fuentes de agua. La Unidad Popular fue el único partido que votó a través de su diputado en contra de este proyecto, que está siendo objeto de una recolección de firmas para impulsar un referéndum por un amplio espectro de organizaciones populares.

 

Pero para que tanto los compañeros que proponen el voto NBA, como los compañeros frenteamplistas de izquierda puedan ver perspectivas políticas serias y se integren a la Unidad Popular, es necesario caracterizar correctamente al enemigo principal en esta etapa: El Imperialismo, la Oligarquía y sus expresiones políticas reaccionarias de la derecha que avanza en todo el continente.

 

Los gobiernos de derecha que sustituyeron gobiernos progresistas (ayudados por la falta de voluntad de estos gobiernos de afrontar políticas de cambios de carácter popular y antiimperialista) no generaron por su parte, ninguna “mejoría de condiciones para el crecimiento” ni de la izquierda, ni del movimiento obrero, ni del clasismo, ni de la economía. Por ahora, lo que sí trajeron fueron tarifazos, despidos, represión, cárcel y asesinatos para compañeros de la izquierda y el movimiento obrero.

 

Por eso, proponemos reagrupar a toda la izquierda antiimperialista en la Unidad Popular, pero para enfrentar al avance reaccionario y defender los intereses de nuestro pueblo trabajador.

 

Nuestro Método:

 

Consideramos que las diferencias expresadas deben dirimirse democráticamente por los votantes de la UP, donde se expresen públicamente todas sus corrientes internas.

 

No alcanza con discutir en un Encuentro de militantes, donde sólo se expresen públicamente las mayorías, porque estamos convencidos que estas diferencias solamente pueden contribuir a la unidad si se dirimen con discusión y militancia en las elecciones internas para fortalecer a la UP de cara a octubre, con un debate plural, democrático que genere un clima de apertura para nuevas incorporaciones, individuales y colectivas, necesarias para la Unidad de la Izquierda.

 

Para nosotros, este debate sobre la coyuntura regional es primordial y nos oponemos a cualquier intento por restarle importancia. Por esta razón, hemos decidido disputar la conducción política de la Unidad Popular con nuestra propia precandidatura a la Presidencia de la República de cara a las próximas elecciones internas de 2019.

 

 

IZQUIERDA UNIDA – Unidad Popular